LAS TRES “V” – Primera parte: Violet y Vita



Vita Sackville---Violet Trefusis--- Virginia Woolf
(1892-1962)------ (1894-1972) --------(1882-1941)



¿Que tenían estas tres mujeres en común aparte de la V como letra inicial en sus nombres? Que las tres tenían gusto por la literatura, todas fueron escritoras, con diferente éxito claro, siendo Virginia la más importante y Violet si bien vendiera bien algunos de sus libros, nunca fue considerada por la critica como poseedora de un gran talento literario. Las tres venían de familias aristocráticas y bastante peculiares, y las tres compartían su gusto por las mujeres. ¿ Y que tuvieron en común, dos mujeres tan opuestas como Violet y Virginia, aparte de lo mencionado?, pues que en diferentes tiempos, tuvieron a Vita y protagonizaron dos de las más sonadas relaciones lesbicas de los años 20.

Leyendo la información existente y sobretodo las cartas que por suerte aun existen de Violet a Vita (las de Vita a Violet fueron quemadas por Denys Trefusis durante uno de los periodos mas tumultuosos de su matrimonio con Violet) y las cartas que intercambiaron Vita y Virginia, he podido vislumbrar diferencias entre una y otra relación, que son en esencia a lo que apunta aportar este post.

La relación más comentada siempre ha sido la de Virginia con Vita, evidentemente gracias a la fama alcanzada por la primera, mientras que la relación entre Vita y Violet, tengo la impresión, ha sido ligeramente menospreciada, debido básicamente a como fue y es percibida aún Violet, tildada de fría, egoísta, testaruda, caprichosa y responsable de querer alejar a Vita de sus hijos e intentar romper su matrimonio. Sin embargo, es de conocimiento generalizado que la relación de mayor repercusión en la vida de Vita, fue la que mantuvo con Violet entre 1918 y 1921, tanto que Vita escribiera sobre este romance en su novela el Desafío y hasta la misma Virginia lo hiciera también, aunque de manera solapada en su novela Orlando.



Violet Trefussis: “A lo largo de mi historia una sola palabra será escrita: “desperdicio” desperdicio de amor, desperdicio de talento, desperdicio de iniciativa”

Violet era hija de la señora Keppel, la discreta pero no por ello menos famosa amante del entonces príncipe de Gales, Eduardo VII. Criada en medio de toda esa hipocresía aristocrática, Violet se empeñó en conseguir que su vida fuera todo lo contrario. Cosa que evidentemente no logró, sucumbiendo ella también a la necesidad de un matrimonio arreglado. Vita por su parte, provenía también de una familia importante y en donde, curiosa coincidencia, la imagen materna era también bastante predominante y peculiar a la vez.

Ambas mujeres, se conocieron de 10 y 12 años respectivamente y desde ahí se hicieron las mejores amigas, compartiendo gustos similares, como el de la literatura. Durante esos años, ambas se vieron de forma intermitente y un flujo de correspondencia bastante importante se dió entre ellas, llegando incluso Violet, a declararle su amor a Vita y regalarle un anillo.

Violet a los 16 años le escribía a Vita así:

“ ….Estoy en el proceso de preguntarme a mi misma si debo o no contestar tu pregunta. Una pregunta de lo más indiscreta y que amerita una fuerte reprimenda. Contestar, no contestar..oh al diablo con la discreción…Bueno, me preguntaste directamente porque te amo…Te amo Vita porque he luchado mucho para tenerte…te amo porque nunca me devolviste el anillo. Te amo porque tu nunca has cedido ante nada, te amo porque nunca te rindes. Te amo por tu maravillosa inteligencia, por tus aspiraciones literarias, por tu inconciente (¿) coquetería. Te amo porque tienes el aire de no dudar nada. Amo en ti lo que hay en mi también, imaginación, el don para los idiomas, gusto, intuición y muchas cosas más… Te amo Vita, porque he visto tu alma…”
(Fragmento de la carta de Violet Keppel a Vita Sackville- West Octubre 1910- traducción SYD708)
Se dejaron de ver muchos años, debido a que la familia Keppel decidió autoexiliarse un tiempo para evitar el rechazo social, cuando la época eduardiana finalizó. Al regresar a Londres, Violet encontró a Vita ya comprometida con Harold Nicholson y a pesar de las declaraciones de amor que Violet le hiciera y algunos intentos por provocarle celos con otros hombres, Vita terminó igualmente casándose con Harold en 1913.



Vita Sackville- West: El cielo me proteja de la pequeñez, de la pasividad y de la suavidad"
Posteriormente, Vita descubriría que Harold mantenía relaciones homosexuales de forma esporádica y esto la lleva a establecer un acuerdo con el esposo, de que ninguno de los dos reprimiría sus inclinaciones, siempre y cuando la relación de ellos dos fuera siempre la más importante. A partir de ahí (1918) se inicia una relación entre ellas, bastante intensa y hasta cierto punto tormentosa.

Escribe así Vita al referirse a Violet en su biografía con motivo de una de las primeras visitas de Violet a su casa:

“Ella no me presionó, y no me dejó ver hacia donde iba, toda era perfectamente consciente de su lado pero de mi lado, todo fue simplemente la embriaguez de la liberación, la liberación de la mitad de mi personalidad… estuve sumergida en un espíritu fantástico…hubo muy poco entre las dos, solo una excitación inmensa y las ganas de irnos juntas algún lado solas…”Muchos afirman que Violet le pedía a Vita total exclusividad, cosa que Vita no podía ni quería darle debido a sus profundos lazos familiares, por lo que tras largos viajes juntas, Vita siempre volvía a casa.

He aquí unos fragmentos que le escribiera Violet a Vita en Junio y Julio 1918
“….Mitia, te extraño tanto. No me importa lo que digo. Me encanta pertenecerte. Me deleito en eso, en que sola, me has doblegado a tu voluntad, hecho añicos mi dominio sobre mi misma, me has despojado de mi misterio, hecho tuya, tuya, de tal modo que lejos de ti no soy nada más que una marioneta inútil! Una cáscara vacía....he puesto ciertas “cortinas” con el resto de la gente, pero no tengo ningunas contigo, ni siquiera finas como la gasa. Me regocijo al ver cuan poco tenemos de común con el mundo.”
Tu Lushka
Quema esto. Promételo!

“Durante 16 noches he deseado expectante que se abra la puerta de mi habitación, y escuchar el susurrante “Lushka” que musitas al entrar, y esta noche estoy sola. ¿Qué voy a hacer? ¿Cómo haré para conciliar el sueño?...no quiero dormir, a causa del temor a despertarme, pensando que estás a mi lado, para abrir mis brazos y abrazar el vacío!...... ...supongo que ahora te darás cuenta, que esto no puede seguir así, que debemos de una vez por todas tomar coraje con ambas manos, y marcharnos juntas. ¿Qué clase de vida llevamos ahora? La tuya una infame y degradante mentira al mundo, oficialmente comprometida a alguien que no te importa, perpetuamente con ese alguien, que constituye en si mismo un ultraje hacia mi….Yo, importándome un comino cualquiera menos tu, completamente perdida, miserablemente incompleta, condenada a llevar, una existencia fútil y sin propósito, que carece ya del menor atractivo para mi...Sea lo que fuere, te imploro que termines esa farsa con H.N. es la única cosa que puede salvarnos, la única cosa que nos asegurará la paz a ambas.... Nunca pensé que yo amaría o podría amar de esta manera...” (Fuente http://www.pseudoghetto.com/CartasVita%20y%20Violet.htm)

Posteriormente Violet presionada por las circunstancias sociales y familiares, se casa, en un matrimonio arreglado con Denys Trefussis con la condición de que nunca tendrían relaciones sexuales. A pesar de esto, ellas siguieron su relación, con una Violet que continuaba profesándole su amor incondicional y así nos lo revela los fragmentos de la carta que le escribiera Violet en marzo de 1919:


“Te quiero cada segundo, cada hora de mi vida, aunque estoy siendo inexorable y lentamente arrastrada hacia alguien mas...algunas veces me inunda una especie de agonía física deseándote...una súplica por tu cercanía y tu caricia. En otros momentos siento que debería estar suficientemente feliz, conforme de escuchar tu voz. Trato imaginar tus labios sobre los míos...Nada ni nadie en este mundo podría matar este amor que siento por ti. He sometido toda mi individualidad, toda la esencia de mi ser a ti. Te he entregado mi cuerpo hora tras hora para que lo trates como tu desees, para cortarlo en piezas si eso hubiera sido tu voluntad. Todas las vallas de la imaginación he dejado descubiertas para ti. No hay recinto en mi mente donde tu no hayas penetrado. Me he confiado a ti y te he cuidado y dormido contigo y me encantaría contarle al mundo que clamo por ti...tu eres mi amante y yo soy tu mujer, y los reinos, imperios y gobiernos han temblado y sucumbido antes frente a esa poderosa combinación. La más poderosa del mundo”
(Fuente http://www.pseudoghetto.com/CartasVita%20y%20Violet.htm)

A pesar de ello, Vita se muestra tremendamente afectada por ese matrimonio y la relación se vuelve mucho más tormentosa aún, hasta que ante la sospecha de que Violet había roto su acuerdo pre-nupcial, Vita finalmente da por terminado el romance.


Violet Trefusis
Si Violet rompió su acuerdo pre nupcial, es algo que nadie ha podido aseverar a ciencia cierta, sin embargo, la mayoría coincide en precisar que el amor que le profesaba a Vita era autentico e extremadamente intenso y que por el estaba dispuesto a salir del armario sin importarle perder el prestigio social, cosa que para mi se puede leer entrelineas en los fragmentos de las cartas incluidas arriba. Vita por su parte, dicen que en el fondo, al ver que la relación se le iba de las manos, andaba en busca de un pretexto para dar la relación por terminada y creo que era básicamente por el profundo cariño que sentía por su marido y por que ni ella ni Harold fueron capaces de escapar de ese rol social al que estaban acostumbrados y obligados. Es particularmente interesante este fragmento que encontré en: http://www.isabelmonzon.com.ar/escarlata.htm

“Para poder explicar ante sí misma su lesbianismo, Vita decía que ella era uno de esos casos de doble personalidad en el que predominaban alternativamente el elemento masculino y el femenino. Para Vita vivir su homosexualidad no significó aceptarla. Ella se refería a su dualidad como a una maldición contra la cual no podía luchar. En su Autobiografía confiesa que su personalidad aúna al Dr. Jekill con Mr. Hyde: un aspecto sereno, puro e infantil junto a otro dominante, sensual, casi brutal. Esta segunda característica no era conocida por Harold pero sí por Violet. Inferimos que Vita condenaba la sensualidad porque sólo podía disfrutar sexualmente con una mujer. A su marido, en cambio, no lo deseaba. Siempre refiriéndose a su lesbianismo y después que se viera forzada a cortar su relación con Violet, escribió que su vida era un pantano, un charco, un pudridero. Con dolor, decía, además, que Harold y ella, por su condición de homosexuales, eran parias de la raza humana. Aunque algo los diferenciaba: mientras Harold calificaba al lesbianismo de Vita de confusiones, para ella las aventuras homosexuales de su marido eran diversiones. El prejuicio en relación a las diferencias entre varones y mujeres trasciende aquí el tema de homosexualidad - heterosexualidad: lo que para el hombre es una diversión permitida, para la mujer es una confusión condenada."
Violet y Vita, volvieron a conectar brevemente durante la guerra pero ya la relación no se volvió a retomar. Sin embargo por esta carta de Vita, escrita a Violet en 1950, podemos ver lo importante y trascendental que esa mujer, había y seguía siendo en su vida:

Mi querida,
Fue un verdadero momento en mi vida y en mi corazón estar contigo el otro dia. ¿Nos importamos mutuamente verdad? Sin embargo, nuestros caminos se han apartado mucho ¿no es así? Pienso que hay algo indestructible entre nosotras ¿verdad?...pero que lazo Lushka cariño, un lazo de infancia y posteriormente de pasión, un lazo tal que nosotras nunca compartiremos con nadie más.
Nuestra relación ha sido muy extraña, infeliz unas veces, feliz otras pero unica a su manera e infinitamente valiosa para mi y (¿puedo decirlo?) para ti.
Lo que me gusta de ella es que siempre nos re-conectamos otra vez, a pesar de los largos lapsos de tiempo entre nuestros encuentros. El tiempo parece no importar. Esta es una especie de carta de amor supongo. Extraño que te esté escribiendo una carta de amor después de todos estos años….me diste un pequeño mechero al carbón, esto enciende la llama de amor que siempre quema en mi corazón cuando pienso en ti. Dijiste que duraría tres meses, pero nuestro amor ha durado por 40 años y más.
Tuya, Mitya
Fuente: http://www.sappho.com/letters/vitas-w.html#1950 (traducción Syd708)



Esta relación fue llevada a la televisión por la BBC en su “Retrato de un matrimonio” cuyos extractos colgué como parte de Escenas lesbicas memorables VIII http://trasloscristales.blogspot.com/2008/08/escenas-lesbicas-memorables-viii.html


Otros links recomendados:http://culturalesbiana.blogsome.com/2005/10/17/vita-sackville-west/
http://www.nationmaster.com/encyclopedia/Violet-Trefusis
http://en.wikipedia.org/wiki/Violet_Trefusis
Entrada publicada por SYD708 el sábado, 13 de diciembre de 2008 .
Etiquetas: ,
 

5 comentarios :

dsdmona dijo... | 14 de diciembre de 2008, 10:14

Un texto muy interesante. Nos dejas ver una relación tempestuosa pero a la vez profunda condicionada por las ideas preconcebidas de los demás y de una de ellas mismo.

D.

PD: Esperando más...

Tatana dijo... | 15 de diciembre de 2008, 0:16

me repetire, pero me sigue pareciendo tremenda la ultima carta.

muy buena entrada, besos

Anónimo dijo... | 15 de diciembre de 2008, 23:14

Me ha sorprendido mucho el post tanto por el contenido (los fragmentos de las cartas están muy bien seleccionados) como por cómo lo cuentas. Muy interesanta época, un besito
Tempodelecer

magia0001 dijo... | 21 de diciembre de 2008, 13:10

Bueno, esto demuestra que hay amores que nunca mueren, porque nunca se olvidan por mucho que el entorno los haga imposibles. Triste que no pudiera vivirse como deseaban sus protagonistas.
Saludos, buen domingo.

Tatana dijo... | 26 de diciembre de 2008, 14:35

ahora q estamos de vacaciones, para cuando la segunda parte???? (tengo ganas de leerla!!!)

besos